jueves, 11 de diciembre de 2008

Oraciónes para el festejo familiar de Nochebuena

I
Colocar la figura del Niño Jesús en el pesebre:

Uno dice:
Hoy, Jesús ha nacido, ha venido a traer la Buena Noticia a los pobres, a anunciar a los cautivos su libertad, a darle vista a los ciegos, a liberar a los oprimidos. Hoy el Señor ha venido también a nuestra familia y a cada uno de nosotros para traernos la paz.

Todos juntos:
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Uno dice:
Señor, te damos gracias por nuestra familia. Te pedimos que ella sea en la tierra el reflejo de la Trinidad de amor: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Ven a fortalecer nuestro amor para que siempre y en todo busquemos ser testigos de tu presencia. Te pedimos por todas las familias, para que lleguemos a ser comunidades de amor, donde tú eres el centro y la vida de nuestros hogares.

Todos juntos:
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Uno dice:
María ha captado en su corazón la resonancia del misterio de Dios, ella una mujer simple ha sido elegida para ser la Madre de Dios. Está arrodillada y adora a su Hijo Jesús que ha venido a salvar al mundo. También nosotros con ella adoremos a Jesús que nace en nuestro interior

Todos juntos:
Dios te salve María…

Uno dice:
Bendice, Señor, nuestra mesa. Bendice la fraternidad. Danos alegría, paz, salud, pan durante toda nuestra vida.

II

Hoy, Nochebuena, tenemos, de manera especial y como centro de nuestra familia a Jesucristo, nuestro Señor. Vamos a encender un cirio en medio de la mesa para que ese cirio nos haga pensar en Jesús y vamos a darle gracias a Dios por habernos enviado a su Hijo Jesucristo.

Gracias Padre, que nos amaste tanto que nos diste a tu Hijo.
Gracias Jesús por haberte hecho niño para salvarnos.
Gracias Jesús, por haber traído al mundo el amor de Dios.
Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que Dios nos ama y que nosotros debemos amar a los
demás.
Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que da más alegría el dar que el recibir.
Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que lo que hacemos a los demás te lo hacemos a Ti.
Gracias María, por haber aceptado ser la Madre de Jesús.
Gracias San José, por cuidar de Jesús y María.


Gracias Padre por esta Noche de Paz, Noche de Amor, que Tú nos has dado al darnos a
tu Hijo, te pedimos que nos bendigas, que bendigas estos alimentos que dados por tu bondad
vamos a tomar, y bendigas las manos que los prepararon. Señor. Has que en esta navidad,
nuestro hogar sea luz que se encuentre siempre encendida, pan que colme al hambriento y
necesitado de amor, mano que se extienda para dar y recibir, alegría. Nos ha nacido el
Salvador.

No hay comentarios: